Desde mi covid19

No me voy a extender mucho. Se ha dicho de todo y se ha escrito de todo y, ciertamente, cada persona vive su enfermedad de acuerdo a su forma de ser, a sus circunstancias y a cualquier factor externo o interno capaz de condicionar ese tránsito. Os dejaré un breve audio, grabado en una de las noches de insomnio, y lo compartiré pese al pudor que me produce hacerlo porque quizás a alguien le sirva de apoyo o ayuda.

Lo que sí quiero denunciar, desde el entendimiento racional de la situación sanitaria, del agotamiento de los profesionales, de las condiciones en que se trabaja es que una persona enferma tenga que ir al centro médico a las seis de la tarde, con una humedad rozando el 90%, una temperatura de no más de 10 grados y se encuentre con que el tema covid19 se gestiona desde el exterior, es decir, hay que hacer cola en la calle hasta que te llaman, seguir esperando en la calle hasta que tienen el resultado de la prueba que muestra lo que ya se sabe, que es positivo, sin que te vea el médico y sin apenas darte alguna indicación para sobrellevar los síntomas. No puede ser que personas mayores que están angustiadas esperando su test o su resultado por si se habrán contagiado o personas que están hechas polvo como estaba yo tengan que permanecer una hora bajo el relente en lugar de habilitar, como se hace en todas partes, o en la mayoría, la sala de espera con la tan famosa distribución de silla sí, silla no, o un sector covid y otro sector no covid. No puede ser que todo lo que reciba es un mensaje con un código para introducir en una aplicación como si fuera algo súper secreto y que al entrar en esta solo lea la lista de lo que debo hacer que consiste en algo así:

  • Permanezca aislado en su casa (por ningún sitio pone cuántos días, por mucho que hayamos oído sobre ello al respecto).
  • Registro de contactos.
  • Su salud emocional.

Todo con imágenes que, incluso explorándolas con las herramientas de mi teléfono, no me dicen nada.

En fin. Seguiré moqueando, tosiendo, sin olfato, con gusto solo para los ácidos y cansada y, si empeoro, llamaré al 061, que es el único consejo que ni me dieron a mí, que estaba fuera medio mareada, sino a la persona que me acompañó y que se acercó a que le dijeran si su test había salido positivo o negativo.

 
Aquí el audio.

¿Qué opinas?